El sector de la FIV está cada vez más abierto a la ruptura de las fronteras nacionales, a la circulación de gametos y embriones entre centros especializados y a la creación de redes internacionales de clínicas. Por ello, la clasificación morfológica uniforme de los embriones es un objetivo fundamental. En este estudio – por iniciativa de la Sociedad Italiana de Embriología y Reproducción e Investigación (Sierr), publicado en RBMo, con la colaboración de autores del grupo GeneraLife como Danilo Cimadomo (Director de Ciencia e Investigación) -, se han puesto de manifiesto las disparidades de evaluación entre los distintos centros. El futuro de la automatización y la IA ayudará a estandarizar aún más este parámetro de evaluación fundamental en la FIV, señalan los expertos.

Según sugieren los autores, estandarizar la clasificación morfológica de los embriones es esencial para eliminar la subjetividad del juicio de los embriólogos en este tipo de evaluación, tan importante en los ciclos de tratamiento.

Obtén más información en este artículo sobre el medio cultivo en «RBMO»